¿Tu competencia vende más barato?
15175
post-template-default,single,single-post,postid-15175,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,qode-page-loading-effect-enabled,,vertical_menu_enabled,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Vender caro no es el problema

Vender caro no es el problema

¿Usted vende productos más caro que su competencia? o ¿A perdido clientes por que la competencia bajó sus precios? No entre el juego de, “Haber quien vende más barato” si se dedica a los negocios, seguro que alguna vez ha tenido que competir por precio, de lo contrario perdería muchos clientes. En la consultora más de una vez hemos tenido que trabajar con clientes que ya no pueden más con la competencia, porque sus precios son demasiado bajos, esto afecta tanto a la empresa que hasta el personal se desmotiva y cuando un posible comprador pregunta, ¿y por qué está más caro aquí? Ellos no saben que responder o solo se limitan a decir es que nuestros productos son de calidad.

Habrás escuchado decir que, si quieres vender más, tu negocio tiene que tener las 3 B (Bueno, Bonito y BARATO).

Y probablemente cumpla con las 2 primeras B pero con la tercera ya hiso de todo y aun así no puede igualar a su competencia.

Te quiero hablar de la 3ra B de Barato. Estoy seguro que no eres el único empresario o el único negocio en tu rubro o en tu zona, de seguro que tienes varios competidores y cada día aparecen más y vendiendo más barato que tú. A lo que te preguntas ¿cómo es posible vender más barato? ¿Cuál es su ganancia? Y obviamente tus ventas empiezan a bajar por que tus clientes van a la competencia.

No tiene que esforzarse por ser más barato, ni preocuparse por que vende caro, pero si tiene que saber que, si está perdiendo clientes por culpa del precio, el problema radica en que sus clientes no encuentran diferencia, ni entienden por qué sus productos cuestas más que la competencia. Y cuando el cliente no entiende porque cuestas más, empieza a decidir por el más barato.

Entonces lo primero que se debe hacer para dejar de competir por precio es identificar qué es lo que le diferencia de su competencia o respóndase a la siguiente pregunta ¿Por qué me tienen que comprar a mí y no a mi competencia?

Si no tiene algo que le diferencie, si no hace algo distinto, si solo es lo mismo, pero mejor tenga presente que, el que tenga el precio más barato ese es el que venderá más.

Y ¿Cómo me diferencio?

Empiece preguntándose y preguntando a sus clientes que quisieran que fuera mejor, luego evalué a su competencia tanto sus debilidades como sus fortalezas y por último, haga algo diferente de lo que hace su competencia, pero que esa diferencia sea valorado por su cliente.

Algunos consejos sencillos pero que aumentan las ventas considerablemente y que le diferencie de su competencia son, por ejemplo:

Conteste siempre el teléfono, cumpla con lo que promete, no cobre por servicios extras como trasporte, embalaje, envíos, trámites, etc. Ofrezca garantías, escuche las sugerencias y reclamos, tenga variedad de productos, ofrezca un buen servicio al cliente, capacite a su personal.

Recuerde que, si sus productos son más caros que la competencia, su estrategia de marketing tiene que ser la diferenciación, no compita por precio, porque siempre habrá alguien que esté dispuesto a bajar el precio más que usted. Y los clientes que por precio le prefieren por precio también se van.

 

Lic.  Alex Ynga Saldaña  – Director de Asesores Andinos Marketing

No Comments

Post A Comment

Loading...